Doble Olympia / Double Olympia 2006

 

 

Double Olympia homenajea al célebre cuadro de Manet, creando parejas en las que los actores de la escena emulan, intercambiándose los papeles en dos instantáneas sucesivas, los papeles de la criada negra y de la joven desnuda que mira al espectador. Son estos, como su referente, retratos íntimos, de género, pero donde (y ahí pienso que radica su mayor virtud) parece como si asistiésemos a una nueva recreación de unos esponsales, de un ritual de la pareja o la amistad, a una ceremonia que santificara los afectos, levantando acta privada (igual que los retratos que antaño hacían los fotógrafos en el estudio con los novios o los esposos posando) de los especiales vínculos que unen a esas dos personas, ora vestidas, ora desnudas, ora de pie como criada, ora recostada como doncella holgada, es decir, pares que se acoplan, se complementan o se turnan generosamente.

X. Buxán Bran

 

       
ampliar ampliar ampliar ampliar ampliar  
ampliar ampliar ampliar ampliar ampliar  
ampliar ampliar ampliar ampliar